Aptitud

¿Puedes usar un mini trampolín cuando estás embarazada?

¿Puedes usar un mini trampolín cuando estás embarazada?



We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Un mini trampolín da ejercicio aeróbico de bajo impacto.

El ejercicio durante el embarazo es importante, pero debe elegir un tipo de actividad física sabiamente. Aunque su feto está protegido dentro del útero, aún puede dañar su embarazo. Es mejor atenerse a ejercicios seguros. Para estar completamente seguro de qué ejercicios se consideran seguros, consulte siempre con su médico de antemano.

Evite el uso de mini trampolín

Es fácil asumir que este tipo de trampolín es compacto y que no puede lastimarse. Sin embargo, durante el embarazo debe evitarse un mini trampolín. Los movimientos de rebote repetidos pueden causar lesiones en las articulaciones y estirar los tejidos conectivos. Sin mencionar que, mientras está embarazada, es común que experimente desafíos de gravedad, lo que representa un riesgo de caída.

Pautas a seguir

Dado que se deben evitar los mini trampolines, es importante saber en qué consiste la actividad física segura durante el embarazo. Puede beneficiarse al máximo con la actividad física cardiovascular que soporta mucho peso o es de bajo impacto, como ciclismo, caminata y natación. Un beneficio adicional es que puede participar en estas actividades durante todo el embarazo, a menos que su médico le indique lo contrario.

Si prefiere un tipo diferente de ejercicio, puede elegir un ejercicio aeróbico, como entrenadores elípticos de bajo impacto, trotar y subir escaleras.

Según el Hospital para Cirugía Especial del Centro de Medicina Deportiva de la Mujer, existe evidencia de que el ejercicio riguroso de intensidad de más de 150 lpm puede causar una explosión de latidos cardíacos rápidos en el feto, lo que podría ser un indicador de estrés. Es ideal seguir un ejercicio de nivel moderado y usar su propio criterio de esfuerzo, como por ejemplo cómo se siente. Escuchar a tu cuerpo es vital. Si sientes que te esfuerzas demasiado, es mejor reducir la velocidad.

El Hospital del Centro de Medicina Deportiva para Mujeres también recomienda comer 300 calorías adicionales y alrededor de 10 gramos de proteína por día. Tenga en cuenta que las mujeres de peso normal deberían aumentar entre 25 y 35 libras.

Postura correcta y respiración

Respirar durante los entrenamientos y tener la postura correcta es vital. Evite contener la respiración o esforzarse durante un movimiento desafiante. El Colegio Americano de Obstetricia y Ginecología sugiere que las mujeres deben evitar cualquier ejercicio que consista en acostarse boca arriba durante el primer trimestre, ya que disminuye el flujo de sangre al feto. Debe evitarse cualquier ejercicio prolongado que implique no moverse debido a problemas de equilibrio durante el embarazo.

Asegúrese de enfriarse siempre después de sus entrenamientos. El enfriamiento ayudará a promover el flujo de sangre a su bebé. Además, considere tomar solo 5-10 minutos al final de su ejercicio para realizar una actividad cardiovascular leve.