Aptitud

Culturismo y el tendón de Aquiles


El tendón de Aquiles sufre una gran cantidad de estrés en el culturismo.

Medioimages / Photodisc / Photodisc / Getty Images

El tendón de Aquiles sufre una gran tensión incluso con movimientos funcionales y cotidianos. En el mundo del culturismo, el tendón sufre aún más estrés entre el entrenamiento de fuerza regular, las horas de cardio y la competencia misma. Comprender cuándo se está utilizando el tendón y tomar las precauciones adecuadas puede permitirle entrenar agresivamente y evitar lesiones.

Anatomía

El tendón de Aquiles, o tendón calcáneo, es el tendón más fuerte y más grande del cuerpo, capaz de sostener 3.9 veces el peso corporal de una persona. Su tendón de Aquiles conecta los músculos de la pantorrilla con el hueso calcáneo del talón y permite el movimiento de apuntar con el dedo del pie. La lesión del tendón ocurre con mayor frecuencia con la dorsiflexión extrema, cuando el tobillo se dobla y permite que la rodilla pase sobre los dedos de los pies.

Entrenamiento de fuerza

Los movimientos compuestos ayudan a desarrollar la simetría muscular y el tamaño. Las sentadillas, peso muerto y estocadas son movimientos compuestos básicos utilizados en el culturismo para desarrollar la parte inferior del cuerpo. Los tres ejercicios usan mucho el tendón de Aquiles. Tanto la posición inicial del peso muerto como la posición inferior de la posición en cuclillas colocan el pie en extrema flexión dorsal con las rodillas dobladas sobre el pie. Los artículos de papelería y las estocadas también colocan el pie de la pierna trasera en extrema flexión dorsal.

Posando

Posar es una parte vital del culturismo. Según el legendario campeón de culturismo Arnold Schwarzenegger, tu físico no importa si no eres hábil para presumir. Aunque la postura puede parecer que incorpora contracciones isométricas exclusivas del tendón de Aquiles, el tendón permanece bajo tensión durante la mayor parte de una secuencia de pose. Incluso en posición neutral, debe estar ligeramente sobre las puntas de los pies para mantener los cuádriceps y las espinillas flexionados. Su tendón de Aquiles es activo para permitirle pivotar durante sus cuartos de vuelta y mantener la tensión en sus piernas en todo momento. De las posturas obligatorias, su tendón de Aquiles es más activo en las posturas laterales del pecho y tríceps laterales, donde la pierna delantera se coloca en media sentadilla.

Precauciones

Una lesión en el tendón de Aquiles puede dejar de lado su entrenamiento y, potencialmente, sacarlo de la competencia si ocurre en el momento equivocado. Para evitar tensiones, desgarros y rupturas de su tendón, asegúrese de calentar siempre con al menos 10 minutos de cardio leve. Estírese antes de trabajar la parte inferior de su cuerpo y use un conjunto de calentamiento con un peso más ligero para que su sangre fluya hacia su tejido conectivo. Envuelva las rodillas para mayor estabilidad al realizar movimientos compuestos para la parte inferior del cuerpo. Las rodillas débiles o el dolor de rodilla pueden forzar los músculos de la parte baja de la espalda y los tobillos para compensar la forma incorrecta, poniendo en peligro el tendón de Aquiles. Si siente molestias o dolor en el tendón, ya sea durante o después de su entrenamiento, congele el área inmediatamente. Consulte a su proveedor de atención médica si el dolor persiste.