Aptitud

Romper la meseta de la pérdida de peso para las mujeres


Agregar actividades como el trabajo en el jardín ayuda a aumentar la quema de calorías.

Jupiterimages / Photos.com / Getty Images

Le sucede incluso a los comedores más cuidadosos y a los deportistas dedicados, la temida meseta de la pérdida de peso. Si bien puede sentirse frustrado con su pérdida de peso estancada, es normal. A medida que pierde peso, su cuerpo realmente necesita menos calorías para mantener su peso, y alcanzar la meseta significa que ahora está comiendo suficientes calorías para mantener su peso actual. Para romper la meseta de la pérdida de peso, las mujeres necesitan alterar la ecuación de calorías disminuyendo aún más su consumo de calorías o aumentando el gasto calórico. Hable con su médico antes de realizar cambios en su dieta o rutina de ejercicios.

Cortar Calorías

Disminuir aún más la ingesta diaria de calorías es una forma de salir de la meseta de la pérdida de peso y comenzar a perder nuevamente. Puede comenzar disminuyendo su ingesta diaria en 200 calorías. El único inconveniente de esto es que ya puede estar comiendo una dieta baja en calorías y reducir aún más puede ponerlo en riesgo de deficiencias nutricionales. Además, puede hacerte sentir demasiado hambre y hacerte comer en exceso. Las mujeres pueden perder peso de manera segura comiendo de 1,000 a 1,200 calorías por día, pero no deben comer menos de eso a menos que se lo indique su médico.

Aumentar la intensidad o duración del entrenamiento

También puede alterar la ecuación de calorías aumentando la cantidad de tiempo que pasa haciendo ejercicio o aumentando la intensidad. Entonces, si ha estado caminando 30 minutos la mayoría de los días de la semana, intente aumentar su tiempo de 45 a 60 minutos. O bien, suba su caminata a un trote. Si aún no lo ha hecho, también debe agregar ejercicios de entrenamiento de fuerza a su rutina de ejercicios. Desarrollar músculo te ayuda a quemar más calorías, incluso en reposo. Si los culturistas te intimidan en el gimnasio, trabaja tus músculos en casa usando pesas libres, bandas de resistencia al ejercicio o ejercicios de resistencia al peso corporal, como estocadas, sentadillas, sentadillas y flexiones.

Agregar actividad

Otra forma de aumentar la quema de calorías y romper la meseta de la pérdida de peso es agregando actividad durante todo el día. Por ejemplo, subir las escaleras en lugar del elevador o estacionar su automóvil en el extremo más alejado del estacionamiento. También quemas más calorías cuando te paras, así que ponte de pie cuando hables por teléfono o configura tu computadora en un mostrador para que puedas pararte y escribir. Aspirar, lavar pisos y trabajar en el jardín también son buenas maneras de quemar calorías adicionales.

Entrenamiento por intervalos de alta intensidad

Si te sientes enérgico y realmente quieres atravesar tu meseta, puedes considerar el entrenamiento de intervalos de alta intensidad o HIIT. HIIT es un tipo de ejercicio que divide su entrenamiento en períodos de alta intensidad y descanso. Por ejemplo, alterna entre 60 segundos de carrera y 60 segundos de caminata para un entrenamiento de 25 minutos. HIIT hace que su cuerpo consuma más oxígeno, lo que aumenta su metabolismo después del ejercicio durante hasta 24 horas, según el Colegio Americano de Medicina Deportiva.